Agradecimientos al Albergue Valle Los Abedules

Hay veces que oigo a mi alrededor a familias que tienen miedo de apuntar a sus hijos a un campamento de verano porque no saben si estarán bien atendidos, si verdaderamente se divertirán y un largo etcétera de miedos.

Soy una de las privilegiadas, que sin pertenecer al Albergue Valle Los Abedules, he vivido lo que es un campamento desde dentro y lo único que puedo decir es que si en todos los albergues tratan a los niñ@s como tratan en éste a los nuestros, hacemos muy bien en mandar a nuestros hij@s a estos lugares y darles la oportunidad de conocer nuevas experiencias fuera de su zona de confort.     

Recuerdo la energía y vitalidad con la que los monitores nos despertabais a la mañana, siempre con una sonrisa en la boca y con una marcha como si fuese el primer día. Con el cariño y dedicación que habéis tratado a nuestros hij@s, siempre pendiente de todo y de todos, desde los más pequeñajos hasta los adolescentes. Siempre al lado del que necesitaba más ayuda y atención. Enseguida nos pedisteis que os enseñáramos a ponerles las prótesis, que vosotros os encargabais de ayudarles a vestirse, que no nos necesitabais en el comedor… Día a día os los hicisteis vuestros y no hay más que ver que el último día no había ningún niñ@ sentado en su silla ¡Todos a bailar!

Muchísimas gracias a todos los monitores del Albergue pero muy especialmente a los que tanto han cuidado a lo que más queremos: Emi, Virginia, Oscar, Marcos, Marina, Alicia, Maria y Aurora.  Habéis sido los mejores amigos que nuestros hij@s han podido tener en estos días. Os llevan en sus corazones seguro.

Y también una mención especialísima a los monitores del grupo Ava Ocio por enseñarnos una realidad que no estamos acostumbrados a ver pero que no por ello deja de existir.

Emi, Nacho, Paco y Javier. Muchísimas gracias al Albergue Valle Los Abedules por el trato recibido por segundo año consecutivo. No hemos podido elegir mejor lugar para celebrar este campamento tan especial, ni mejores  personas.

¡¡¡¡ Hasta el año que viene !!!

Dura experiencia pero gran aprendizaje

Hola a todos, soy Amparo, la mamá de Mario. He asistido este año por primera vez al campamento compartiendo motivos y voy a relatar un poco cómo ha sido mi experiencia.

Yo no conocía este campamento y un día cuando fui a la revisión de la prótesis de mi hijo, Manel el protésico,  me informó de este campamento. Yo no estaba convencida porque mi pequeño tiene 5 años y yo lo veía muy pequeño para mandarlo solo al campamento, entonces Manel me comentó que yo iría con él, desde ese momento supe que lo teníamos que hacer porque tenía que ser algo muy bueno para mi hijo. Me puse en contacto con Esther de AFANIP y con lo que hablé con ella ya me quedo claro que Mario y yo íbamos al campamento.

Llego el día de ir al campamento. Mario estaba muy contento. Yo la verdad el día de llegar al campamento lo viví con mucho nerviosismo, miedo y respeto porque no sabía muy bien lo que me iba a encontrar. Creo que lo viví así, porque dejaba a mi otra hija en casa, porque no sabía cómo se iba a desenvolver Mario y la verdad porque no sé si realmente estaba preparada para ver a más niños en la misma situación o en situación diferente que Mario.

Cuando llegué al campamento, me despedí de mi familia y me quedé allí con más papis, monitores y niños que no conocía. Tengo que admitir que para mí los primeros días fueron duros porque te tienes que despegar de tu pequeño para que haga bien las actividades con los monitores, que realmente es lo que les viene bien, porque ves a muchos niños con discapacidades diferentes a las de tu hijo y ya te vas dando cuenta que lo de tu hijo no es lo peor.

Poco a poco fueron pasando los días, y tengo que confesar que estuve a punto de abandonar pero me fui dando cuenta de que todo lo que me estaba pasando era normal, era una dura experiencia pero un gran aprendizaje de amor. Estaba con un montón de niños que me estaban dando una lección de vida alucinante, desde niños con una prótesis en el miembro superior hasta niños con una prótesis de miembro inferior y que eran felices, no, eran SUPER FELICES. Todos estos niños estaban felices porque no tenían que estar dando ninguna clase de explicaciones a nadie y estaban disfrutando de un campamento con actividades y amigos a tope.

Me alegro y doy gracias a esos papis, monitores y terapeutas que me abrieron los ojos para ver que todo lo que estaba haciendo Mario era lo mejor, que estaba mejorando mucho y que también era normal todo lo que nos estaba pasando.

Gracias a todo esto terminamos el campamento y tengo que decir que estoy súper contenta con AFANIP, con los papis, con los monitores y terapeutas que han estado con mi hijo. Le han enseñado mucho y lo más importante, es que mi hijo se ha sentido como uno más, sin tener que aguantar las preguntas de “¿Por qué no tienes mano?”, porque allí todos han sido felices sin tener que aguantar esas preguntas, ni miradas de la sociedad. Le han enseñado a él y a mí, porque todos estos niños me han enseñado en estos nueve días un crecimiento personal alucinante.

Con toda esta experiencia digo, que todo lo bueno, bueno de verdad se acaba… por lo que, nos despedimos de esta maravillosa experiencia. Y con una promesa en el Alma: volver.

Moraleja, Dedicada a mis peques:

NO VIVAS DANDO TANTAS EXPLICACIONES, tus amigos no las necesitan, tus enemigos no las creen y los estúpidos no las entienden.

ERES DUEÑO DE TU VIDA y tienes derecho a DECIDIR POR TI, qué hacer y qué decir en el momento que quieras. Si te equivocas, aprenderás de esa mala experiencia… y si te sale bien, le sacarás provecho y lo disfrutarás.

LO IMPORTANTE es que nunca dejes de SER TÚ MISMO por conformar a los demás.

Tu vida es única y sólo tuya, disfrútala a tu manera y sé feliz.

Amparo Carrera   

Esta edición ha estado genial

Para unos era la primera vez que visitaban el Campamento CM, y saben que repetirán 😉 pero es que para otros ya era su segundo año! Prueba de ésto es este otro testimonio, en este caso, de una de nuestras acampadoras. Lucía Ortega nos cuenta cómo ha sido su experiencia:

Lucía Ortega: Ciudad Real.  12 Años

Campamento Compartiendo Motivos♥

Este ha sido mi segundo campamento “Compartiendo Motivos” y para mí no encontraría otro mejor.

Este campamento nos ayuda mucho para relacionarnos con gente que es igual que tú, nos ayuda a hacer actividades con la prótesis, y sobre todo…¡A pasárnoslo bien!

Las cosas que hacen guay este campamento son muchas. Y es que al ser todos iguales nadie te va a mirar raro y vas a estar a gusto. Además de llevarnos todos muy bien, tanto con los pequeños como los mayores, también las cosas que lo hacen guay son todas esas actividades tan chulas que hemos realizado como el “scape room”, “tirolinas”, “rocódromos” y ¡muchas más!

Otra cosa que lo hace aún mejor son esas veladas tan guais que pasamos con los monitores, como “Romel y Mongomeri”, zombies, etc…

¡Y q no faltarán los bailes en las comidas y cenas! Y la canción con las manos que tirábamos todo el agua jajajaja.

También otra cosa super importante son los monitores, que no los hay mejores, están en el punto perfecto, ni muy locos ni muy sosos.

También aprendemos mucho con las terapeutas de ottobock, nos ayudan mucho a usar mejor nuestras prótesis.

Esta edición del campamento a estado genial, me ha gustado todo, y además la última noche tuvimos un fiestón en unión con otro grupo que también estaba de campamento en el Albergue, y con los que también nos llevamos muy bien. Hubo música y de todo y la última mañana pusieron carritos de chuches, hamburguesas y perritos, además de q lloramos al tener que despedirnos para irnos.

Para mí, el año que viene me gustaría que si este campamento han sido 8 días, que el siguiente fueran 12 días y que hubiera más carritos de comida como otros años. (por pedir….)

Estamos todos deseando que llegue el siguiente campamento.

Un punto de inflexion

Tras recibir varias valoraciones positivas del campamento, hemos querido compartir con vosotros alguna de ellas. En este caso, os dejamos un testimonio de uno de los padres cuyo hijo ha asistido este año. Es para nosotros un placer poder ser partícipes de esta experiencia:

Hola a todos, soy un papá de un nene con agnesia del miembro superior, tiene 5 años recién cumplidos, por lo que este ha sido nuestro primer Campamento Compartiendo Motivos.

Voy a relatar nuestro paso por el campamento de este año en el albergue Abedules de Bustarviejo, y cuando digo “nuestro” lo digo porque para mi también ha sido la primera vez que he llevado a mi hijo a un campamento y yo con él, ya que me quedé porque no llegaba a la edad.

En primer lugar y antes de empezar a describir mi experiencia, necesito agradecer a AFANIP y en particular a los miembros de coordinación que hicieron posible que todo saliera a la perfección y al equipo de técnicos y educadores que día a día se ganaron a todos los peques y mayores del campamento.

Los primeros días fueron duros tanto para él como para mi, ya que el peque se encontraba fuera de lugar y no conocía a nadie. Conforme fueron pasando los días pude ver como evolucionaba tanto social como personalmente, ya había hecho nuevos amiguitos en los primeros días y empezaba a ser más participe en las actividades que tenía con su grupo del campamento. 

Por mi parte, estuve bastante arropado por el resto de padres y madres del campamento que se quedaron como yo a pernoctar hasta el fin del campa, por lo que cada día que pasaba me encontraba más a gusto, con ganas e incertidumbre de saber hasta donde podría llegar mi hijo en su evolución personal.

La verdad es que como papa de un niño de 5 años recién cumplidos, era un poco reticente con respecto a la finalidad de su primer campamento, pero los días fueron posicionando mis ideas en positivo, puesto que sin duda alguna, este campamento ha sido un punto de inflexión a su corta edad.

Aitor, aprendió a ponerse la prótesis solo, cosa que no había hecho jamás en casa, como ducharse, vestirse, asearse… en fin, muchas cosas más que me gustaría sinceramente que al papa o mama que se esté pensando si lleva a su hija/o al campamento por primera vez lo descubrieran por si solos.

Sin ninguna duda volveremos a pasar ese gran momento y mejores con esta gran familia.

Fdo.: Un padre agradecido

Un campamento para repetir

Muy buenas a tod@s!

Una vez más, el Campamento Compartiendo Motivos no nos ha defraudado. Ha sido un no parar toda la semana! Ésto es un poco lo que estuvimos haciendo:

Día 5:  Visita a la Warner!! Aunque hizo bastante calor no hubo nadie que no disfrutase de ese magnífico día. Nos dividimos en varios grupos y acompañados de nuestros monitores nos lo pasamos en grande. Incluso los peques más valientes también se montaron en las montañas rusas. Alucinaron que no veas!!

Y a la noche, que todavía teníamos ganas de marcha, tuvimos baile durante la cena y después pusimos el cine para irnos relajando.

Dia 6:  Después de una noche reponedora volvemos a la carga!!

A la mañana los mayores prepararon un Taller en el que tenían que vender objetos argumentando su valía mientras que los más pequeños estuvieron ensayando para un “FlashMob”.

Por la tarde vino Telecinco a grabarnos! Y aprovecharon mientras hacíamos diferentes actividades: los más peques estaban recortando y haciendo máscaras, los más mayores en la zona de multiaventura. Hemos salido muy guapos, esperamos que os guste.

Por la noche tuvimos que cazar “Zombies”!!! Nos lo hemos pasado “de miedo”! Buscando zombies en la oscuridad, estos chicos son muy valientes.

Día 7:  Este día le tocaba a Antena3 grabarnos! Y como no, nos pusimos guapos otra vez y salimos a darlo todo.

Los pequeños han estado jugando al hockey y los más grandes han estado haciendo diferentes talleres y juegos con los monitores.

A la tarde nos subieron al monte, hacimos un vivac y dormimos en sacos mirando las estrellas. Una autentico peregrinaje con la naturaleza.

Día 8: Hemos pasado una noche genial. Del Albergue nos han subido el desayuno y hemos podido recuperar fuerzas en medio de la naturaleza.

Recibimos la visita de los ortopedas y de OttoBock, que han podido ver nuestros progresos en primera persona y han quedado alucinados. Al parecer, somos unos cracks!!

La tarde nuevamente la hemos compartido con nuestros monitores, nos hemos mojado, hemos corrido, hemos saltado… ya se respiraba que era la última tarde y la queríamos aprovechar al máximo.

Después de cenar hemos hecho una “Disco Fiesta”, hemos consumido hasta la última gota de fuerza que nos quedaba, y lo hemos dado todo.

Un abrazo enorme y agradecimientos a todo el equipo tanto del Albergue Valle de los Abedules, como a los monitores y Ortopedas, como a Ottobock y a AFANIP por su colaboración y organización.

Otro año más, Campamento Compartienvo Motivos 2018 se sale! Os esperamos para el año que viene!! 😀

El campamento está siendo garantía

¡Ya han pasado cuatro días de campamento! Esto se pasa volando.

Al principio, algunos andábamos un poco vergonzosos y tímidos pero ya hemos superado esa extraña sensación de los primeros días cuando estás en un sitio nuevo. Nos sentimos como en nuestra casa (o mejor jeje).

Estamos todo el día corriendo y saltando como cabritillos y los monitores nos tienen super entretenidos. Tiene mérito que nos aguanten, cuanta energia! Además nos levantamos con música, comemos con música y nos acostamos con música, parece que estamos en una película, siempre con banda sonora.

El tercer día estuvimos todos en grupos en un taller para aprender a cuidar nuestra espalda. Los más pequeñajos dibujaban y coloreban un esqueleto “esqueletín” y los más mayores pintaron una hueveras que luego convirtieron en vertebras. Las terapeutas de Ottobock, Laura, Paula, Ines y Matilde, que han venido desde Francia, nos enseñaron la importancia de cuidar nuestra espalda. Hábitos como estar todo el día enganchados al móvil no es bueno para nuestra espalda, y nos explicaron por qué.

Después,  jugamos también con ellas y con Bea (coach), al juego del semáforo en el que reflexionamos sobre nuestras habilidades, apreciamos en cuales nos consideramos buenos y cuales nos cuestan más.  Por ejemplo un niño comentó que le costaba acercarse a gente nueva y los demás le dimos algunos consejos para aprender a socializar mejor.   

Y para finalizar el día, tuvimos otra velada que hace que nos metamos a la cama con la adrenalina por las nubes.  Esta vez tocaba conseguir agua y comida en mitad de la noche. Son auténticos los monitores!

Llega el cuarto día. Empezamos tanto los mayores como los pequeños haciendo actividades con la ayuda del grupo de Ottobock. Estuvimos haciendo unos pomperos de jabón muy divertidos y luego pintamos un Photocoll. Mientras tanto, alguno de los mayores ha acabado lleno de espuma.

A la tarde tuvimos otra dosis de adrenalina, los peques fueron a montar a caballo y los demás estuvimos en la piscina con guerra de globos, cetrería, etc… muy divertido, nos lo pasamos de lujo.

Y hoy no os vamos a contar donde estamos aunque imaginamos que ya lo sabéis…

Os seguimos contando!! CCM 2018 BEST!

Empezamos el Campamento CM 2018

¡Que rápido pasa el tiempo! Parece que fué ayer cuando nos despedíamos, cada uno con su girasol lleno de ilusiones y expectativas nuevas. Ha sido empezar y ya estamos on fire disfrutando a tope.

El primer día ya ha sido una pasada: Nervios, abrazos, risas y muy buen rollo. Hicimos la distribución de grupos y cabañas, y dimos paso a las actividades programadas.

Empezamos con caballos, actividades multiaventura, tirolinas, gymkanas, pintura “cochina” y velada nocturna “tierra, agua, fuego y aire”. En resumen: día multicompleto!

El 2 º día empezamos con sueño, mucho sueño, normal. La cosa es que de noche se habla mucho y teníamos muchas cosas que contarnos… No es lo mismo hablar por Whatsapp que tenernos en la litera de al lado :). Pero aún así, conseguimos levantarnos y fué un no parar.

Hicimos un Taller de Lego Serious Play, donde a través del juego hemos trabajado y definido cuales son para nosotros los aspectos más importantes del Campamento. Todas aquellas cosas que queremos guardar en nuestro recuerdo. Y todos lo hemos tenido claro, para nosotros lo más importante es compartir este espacio y momento con nuestros amigxs, esperando que se repita muchos años más.

Luego estuvimos de multiaventura, piscina, juegos de campamento (trueque, silbato), y también tuvimos cuentacuentos para los más peques a cargo de una de las mamás. Y para finalizar, antes de ir a dormir, velada “Buscar a Pokemon”! Como mola tener que utilizar las linternas! 

Dejamos unas fotos para que vayáis viendo 🙂

Os seguiremos contando! Hasta mañana!

No queda nada para que comience el Campamento!

Ya estamos en la recta final y se aproxima la nueva edición del Campamento Compartiendo Motivos 2018!

Hemos estado trabajando duro para tener bien organizada la semana y tenemos varias actividades que seguro os encantarán!

Entre otras, tenemos juegos con Lego®, manualidades de todo tipo, y como no, talleres para aprender entre todos y enrriquecernos. Además, uno de los días haremos una salida al Parque Warner de Madrid!!

Todo esto y mucho más en el Campamento Compartiendo Motivos 2018!

 

Que viene, que viene!!

 

 

Hay que ser auténticos

“Porque detrás de cada reto y barrera solo hay algo que nos separa de alcanzarlo:  *Ser auténticos*

Y como una imagen vale más que mil palabras, os presentamos a Laura, una niña de 5 añitos que día a día se esfuerza para ser más “auténtica”, si cabe,junto a sus compañer@s de clase, tocando uno de los instrumentos musicales más difíciles que hay, el violín. 

La sonrisa y carita de felicidad que transmite Laura lo dice todo.

Según Bea Lafarga, que nos acompañará este año en el Campamento Compartiendo Motivos, “las emociones que experimentamos cuando jugamos son precisamente las que nos permiten aprender de manera más rápida y recordar lo aprendido durante mucho más tiempo”.

Por eso queremos que los niñ@s que asistan al campamento afiancen su autenticidad jugando y aprendiendo con sus compañer@s, tal y como hace Laura con su violín.

¿OS ANIMÁIS A CRECER DIVIRTIÉNDOOS?

Hasta pronto.

Bea Lafarga Coach¬Play