Una experiencia increíble

Como madre, tengo que decir que el campamento ha sido una experiencia increíble desde todos los puntos de vista. He compartido nueve días con otros padres maravillosos de los que nunca he dejado de aprender. He visto a mi hija disfrutar a todas horas y siempre con una sonrisa en la cara jugando con sus amigos y monitores. He visto monitores como nunca los había visto antes… Personas buenas, muy buenas, dispuestas a dar lo mejor de sí mismos para que nuestros hijos aprendieran y se divirtieran.

Cuando le he preguntado a mi hija de cinco años qué le ha parecido el campamento para poder compartirlo aquí, me ha dicho que el campamento era como su casa, que se lo ha pasado genial, que sus monitores eran muy buenos y divertidos y que ha aprendido a hacer manualidades, a escalar, a tirarse por la tirolina y a bailar sin parar. Que se ha hecho más amiga de sus amigos Sol, Aarón, Alma, Belén, Miren, Aitana, Santi, Mario… Y que los echa de menos.

También comentaba que ha usado mucho su prótesis y que le gustado mucho ver las prótesis de los demás. Ha sido muy reconfortante para ella saber que no es la única que se encuentra en esa situación.

Vivimos con una emoción intensa cada día, y sobretodo la despedida. Tanto ella como yo estamos deseando veros a todos de nuevo!

Laura Jimeno, (Madre de Laura Carrero).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *